QUESOS

Qué podría decir sobre este alimento que tanto gusta a casi todo el mundo. Y digo casi porque tengo un compañero en el trabajo que no le gusta ni un poquito. No es que sea intolerante a la lactosa es que directamente no le gusta el queso. Con decirte que cuando nos juntamos y pedimos unas pizzas la suya va sin queso 😮

este queso semicurado tiene una pinta increible, dan ganas de comerlo.

El queso es un alimento muy consumido a nivel mundial. Combina muy bien en bocadillos, pizzas, lasañas, ensaladas y cómo no, en rodajas o lonchas. La cantidad de quesos que existe en el planeta es muy grande. Son tantos los tipos y variedades que daría para escribir una wikipedia completa sobre quesos.

queso grande partido por la mitad La pared del fondo son de rocas.

La verdad que soy una persona que gasta mucho queso. Casi siempre suelo tener una cuña de queso curado para picotear por las noches mientras veo Netflix. El roquefort y el parmesano también son fijos en mi casa. Los utilizo sobre todo para las pizzas y para la pasta. Qué le voy a hacer… me encanta el queso 😛

Catálogo con los mejores quesos del mercado

Aquí he querido hacer una selección con los quesos más demandados y que más gustan. También vas a encontrar cuchillos para cortar el queso y unas tablas tipo guillotinas que te van a permitir sacar unas lonchas de queso perfectas. Poco a poco iré ampliando esta sección con más variedades.

Tenemos queso sin lactosa aunque existen en el mercado unos comprimidos para la intolerancia a la lactosa que funcionan muy bien. Los comentarios y opiniones son muy positivos. Gente con alta intolerancia a la lactosa que puede disfrutar de yogures, arroz con leche, flanes, batidos o cualquier otra delicia que lleve leche.

¿Qué es el queso?

Es un alimento sólido que se obtiene de la leche de diferentes animales. Vacas, cabras, ovejas, camellas y hasta búfalo hembra en el caso de la mozzarella. Para tener queso se debe sacar primero la cuajada de la leche. Esto se consigue añadiéndole un ácido como el zumo de limón o el vinagre.

leche natural dentro de un vaso y una jarra de cristal.

Dependiendo del tipo de leche que se utilice entonces se podrá sacar una variedad u otra de queso. El proceso aunque puede parecer simple es más laborioso de lo que parece. Cuando tenía 8 años fuimos a unas «colonias escolares» donde aprendimos a hacer nuestro propio queso. Estuvo divertida aquella excursión con todos los compañeros de clase.

A esta cuajada se le añaden unas bacterias beneficiosas para la salud que se encargan de acidificar la leche. Tienen un papel muy importante en todo el proceso ya que en parte serán las responsables de darle el sabor y la textura final. Todos los quesos no siguen la misma receta pero más o menos son todas parecidas.

media pieza de queso semi. Da la impresion de estar tierno, ideal para sandwich.

Algunas variedades de queso como el cabrales, azul, roquefort y alguno otro que seguro que me dejo atrás, utilizan moho saludable para darle un toque especial al producto final. Este tipo de queso no gusta a todo el mundo pero a mi personalmente es algo que me encanta, sobre todo en la pizza 😛

El queso más sano o con menos grasa, ¿Cuál es?

Aquí se sigue una regla básica y es que cuanto más curado está, mayor cantidad de proteínas, grasas e hidratos de carbono va a tener. Pero mucho ojo porque esto no significa que sea poco saludable. Yo soy deportista y la verdad que en cuanto a embutidos, jamones y quesos no me privo nada, es más, el cuerpo te lo agradece.

queso fresco redondo y obalado. Está muy blanco pero se deja comer.

Recuerdo una noche que fui a casa de mis padres a dejar unos trastos en la cochera. Ya me paré con ellos un rato. Resulta que mi madre había preparado un plato ligero para cenar. Espárragos verdes a la plancha y un poco queso fresco. Según parece se están cuidando un poco.

Hablando con ella sobre el queso fresco me comentaba que había leído que engorda muy poquito. La verdad que es cierto ya que el queso poco o casi nada curado tiene muy pocas calorías. Lo que me partí de risa ya fue que después de terminar mi padre cogió un sobre de palomitas y lo metió en el microondas. Adiós a la dieta 🙂

una ensalada muy saludable con queso y otras cosas sabrosas.

Los quesos blancos como el requesón, el de Burgos, el queso feta o la mozzarella son los que menos grasas y calorías a nuestro organismo. Ahora bien, si después de comerte unos trozos te pones a picotear otras cosas pues entonces no hemos hecho nada jajaja. Mi consejo es que comas lo que te apetezca pero que lo combines con ejercicio.

Clasificación de los quesos, tipos

En nuestro planeta existen miles de variedades de queso. Clasificarlo todo sería una locura impresionante dado que son muchas las combinaciones que se podrían hacer para elaborar un queso. Dependiendo de la leche ya puedes tener varias clasificaciones.

quesos colocados de mas gordo a mas pequeño uno encima de otro formando una piramide.

Si es de cabra, de vaca, oveja, camella, búfala o de cualquier otro mamífero hembra que de leche. La clasificación así sería bastante fácil si no fuera porque cada especie animal tiene distintas razas. Si por ejemplo hablamos de queso de vaca pues no se especifica la raza que es, simplemente sabemos que es de vaca.

esta vaca tan simpatica saca la lengua.

Para elaborar queso hacen falta bacterias «buenas» y en algunos quesos se utiliza moho saludable. Si nos pusiéramos a clasificar los quesos por la cantidad de bacterias o moho utilizado sería igual que con la leche, no acabaríamos nunca. Y es que ya se sabe que cada maestrillo tiene su librillo y en este caso cada marca de quesos tiene su propia receta.

Para rizar el rizo también influye el tipo de alimentación que haya tenido el animal. Todas las leches no saben igual y me refiero a leche recién ordeñada. Eso que venden en los supermercados no se que será pero leche no es. Esta pregunta va para los adultos que tenemos ya unos cuantos años vividos, ¿cuánto hace que no se te corta un cartón de leche? 😛

una adorable oveja con su rebaño.

Por otro lado tenemos los quesos con Denominación de Origen Protegida. Es el caso del queso manchego o el de cabrales. Este tipo de quesos con D.O. deben tener «mas o menos» un sabor parecido. Aunque dependiendo de la marca que lo elabore tendrá su «toque» particular.

Solamente en España tenemos más de cien variedades distintas de este alimento. Así que imagínate a nivel mundial la cifra total de quesos. Debe ser un número bastante alto. Normalmente se suele clasificar por el tipo de leche utilizada y por el añejado o curación del mismo.

esta cabra se alimenta de pasto que encuentra en la pradera.

Pero mucho ojo porque hay quesos que utilizan leche mezclada de distintos animales. Como puedes ver clasificar los quesos en grupos es un poco complicado así que lo mejor que se puede hacer es ir probando y quedarte con los que más te gustan. Yo por ejemplo el queso fresco ni lo como, hace años que no entra uno de esos en mi casa. Ahora bien, el queso curado o semicurado no me falta 😛

Tipos de queso según su maduración

Posiblemente este sea el sistema de clasificación que más se utiliza en nuestro país. Digamos que en nuestra cultura es la forma que tenemos para diferenciar unos quesos de otros. También he incluido en este apartado los quesos cremosos y los verdes ya que poco a poco se han ido introduciendo en nuestra cultura gastronómica hasta convertirse en un producto muy consumido.

Quesos frescos

Es el queso más sano que se puede encontrar en el mercado. No obstante para algunas personas no es el más sabroso. El tiempo de maduración es inexistente. Este queso se puede comer prácticamente al terminar su elaboración. Suele venir con un poco de agua en el interior del envase para que se conserve fresco y no se seque.

parece que alguien se va a preparar una ensalada de queso, tomate y hojas de lechuga.

El método para conseguir este queso es sencillo. La leche se cuaja y se deshidrata. Un proceso rápido que permite tener quesos frescos en muy poco tiempo. El sabor es suave y la textura es blanda. Se debe conservar en la nevera y comerlo en pocos días. Aunque si te gusta este tipo de queso no tendrás problema en hacerlo desaparecer 🙂

Quesos semicurados

En esta categoría también podríamos meter los quesos tiernos. Para conseguir la textura tierna de un semicurado se debe madurar o curar durante al menos 25 días. Siempre dependerá del peso de la pieza. Un mayor tamaño de queso requerirá algunos días más de curación.

varios quesos en fila.

Personalmente este queso me gusta mucho. La verdad que se deja comer bastante bien y no cansa como lo haría uno envejecido. Se puede comer solo, con pan, en bocadillo o ponerlo encima de tus pizzas o platos de pasta. Al fundirse da un toque estupendo a tu plato de comida.

Quesos curados

Aquí ya vamos alargando el tiempo de curación del queso, llegando incluso a los 100 días. Al corte nos encontramos con un queso duro pero no demasiado. Se puede cortar perfectamente con un cuchillo sin que se rompa la loncha. Y es que a veces pasa que al estar muy curado se llega a cortar la rodaja durante el corte.

trozos cortados de esta cuña de queso. parece que alguien va a picotear algo.

Algo que me gusta mucho es el queso curado que viene en aceite. Seguramente habrás visto alguna vez un tarro de cristal que tiene trozos cuadrados o cubiletes de queso mezclado con aceite. Esto es un auténtico manjar. Pones unos cuantos trozos en un plato y ya verás como no puedes dejar de comer hasta que se termine. Y ojo, porque lo mismo vas a la cocina a por más 😉

Dentro de esta clasificación podríamos meter los quesos viejos y añejos. Estos tienen una textura más dura y seca. Cuanto más tiempo de curación tenga mayor será el sabor intenso que tenga. Para un queso viejo se estima un tiempo de curación de 100 a 185 días. En cambio para un añejo el tiempo puede llegar a superar los 9 meses, que ya son días.

Quesos cremosos

Otro queso que me encanta comer mientras disfruto viendo Netflix. Estoy seguro que alguna vez has probado el queso Camembert, ese que se unta con el cuchillo sobre el pan o los biscotes. La textura es cremosa y el sabor es suave pero delicioso. Una auténtica delicia para el paladar.

un delicioso queso camembert cortado por la mitad.

Este tipo de queso tiene un procentaje mayor de nata que los demás. Es lo que consigue que tengamos esa textura tan cremosa y delicada. La corteza del queso cremoso también se puede comer. La mezcla amarga de ésta junto con el suave sabor del interior crean una fusión de sabores en tu boca totalmente alucinante.

Quesos verdes o azules

Estos quesos se elaboran de manera similar que los anteriores salvo que en el proceso de curación se emplea moho. Siendo éste el responsable de ese sabor y color tan peculiar que tiene. Este queso no le gusta a todo el mundo. A mi me encanta pero todavía no he tenido ninguna novia que le guste el roquefort. Toca seguir buscando 😛

un cuarto de queso de roquefort, tiene una pinta exquisita.

Para conseguir el curado perfecto sin echar a perder el peso se deben almacenar en lugares con una humedad en torno al 90%. El lugar más adecuado para este proceso se encuentra en el interior de las cuevas. La buena humedad y la temperatura fría hacen de este queso un producto de calidad gourmet. La cuñita en la nevera no me falta y es que en las pizzas y bocadillos caliente no puede faltar este sabor tan intenso.

Otras formas de clasificar los quesos

Ya hemos visto que según el tipo de leche que lleve el queso vamos a tener un gran abanico de posibilidades. Pudiendo encontrar quesos de vaca, cabra, oveja, mezcla de diferentes leches o incluso de otros mamíferos. Aunque esto último se puede ver en otros países. Si no recuerdo mal en Canadá tienen queso elaborado con leche de reno.

muchos tipos de quesos colocados sobre una mesa.

Según la cantidad de materia grasa que tenga el queso también tendríamos otra clasificación. Tampoco hay que volverse loco buscando el que menos grasa tenga ya que el queso no es un producto que te haga engordar demasiado. Todo alimento que se come con cabeza es bueno para nuestro organismo y si encima combinas el buen comer con algo de deporte, mucho mejor.

Si tuviéramos que clasificarlos según la textura del queso también tendríamos otra lista de quesos. Para esta medición se calcula la humedad o porcentaje de humedad que tiene el queso. Encontraríamos quesos blancos, semiblandos, semiduros, duros y extraduros. Menos mal que este sistema de clasificado no lo utilizamos, menudo lío 😛

una queseria llena de quesos donde poder elegir el que mas nos guste.

También se podría clasificar según su sabor o la intensidad del mismo. Aunque esto es bastante complicado ya que el sabor puede ser distinto según la persona que lo prueba. Así que esta opción queda totalmente descartada. Aunque en algunos países del mundo la utilizan. Encontraríamos quesos suaves, dulces, intensos y fuertes.

Pero ojito porque la cosa no termina aquí. Se podría clasificar según el tratamiento de la leche. Si es cruda, filtrada, termizada o pasteurizada. Y para hacerlo todavía más complicado todavía se podría clasificar según el artesano que elabore el producto. ¿Y esto cómo es?

fabrica de quesos. Están en una fase del proceso, a punto de terminar.

Pues podríamos encontrar quesos de granja que han sido elaborados siguiendo un método tradicional y totalmente artesano. Por otro lado los elaborados en queserías o pequeños comercios familiares. Los Quesos de cooperativa producidos a partir de la leche de una comarca en concreto. O los industriales, donde tiene prioridad «despachar» una gran cantidad de quesos en tiempos reducidos.

El origen del queso, conoce su historia

Este alimento es mucho más antiguo que el embutido. Si éste más o menos empezó su historia con los romanos, el queso es mucho más antiguo. Mucho antes incluso que la historia escrita. De todas formas como ocurrió con otros alimentos fue en la época Romana cuando se mejoraron los procesos de elaboración.

3 deliciosos trozos de queso semicurado.

El queso junto con los embutidos eran alimentos indispensables para el ejército romano. Ya que algunas travesías llegaban a durar varios meses y tener alimento que no se echara a perder en poco tiempo era fundamental para el éxito de la misión. Ya se sabe que entre conquista y conquista unas lonchas de queso sientan genial 😛

Recuerdo una noticia que salió hace ya algún tiempo que hablaban del queso más antiguo jamás encontrado. Se encontraron restos fosilizados en la costa de Croacia. Lo alucinante de todo esto es que tras hacerle la prueba del Carbono 14 se dedujo que debía tener una antigüedad de unos siete mil años. Así que ya te puedes hacer una pequeña idea lo los años que lleva el queso en la historia de la humanidad.

no son como las antiguas pero son mejores ya que se ha mejorado la raza.

De todas formas puede llegar a ser incluso más antiguo. Las ovejas y las vacas llevan entre nosotros más de 10.000 años. Así que es de suponer que aunque todavía no se hayan encontrado restos de queso tan antiguos es posible que existiera ya en aquella fecha. Lo más probable es que se comieran todo el queso y por eso no encontramos restos fosilizados 😛

Un buen sitio donde comprar quesos online

Qué decir de esta humilde tienda online de jamones, embutidos y quesos en la que trabajo a diario. La verdad que son muchas las horas y dedicación que hay detrás de esta página. Yo me lo paso en grande escribiendo para aquellas personas que disfrutan de este tipo de productos.

un servidor disfrutando de una tabla de quesos con un poco de vino tinto.

Así que si estás buscando una tienda de quesos online para comprar un buen producto, tal vez estés en el sitio adecuado. Todos nuestros productos son de primera calidad y pasan fuertes controles sanitarios. Si te decides por comprar uno de nuestros quesos estoy seguro que vas a quedar muy satisfecho. Y no solo por la calidad del producto sino por el corto tiempo de envío, en apenas 24/48 horas podrás estar saboreándolo en tu propia casa. Un fuerte abrazo y gracias por leerme 😛

Actualizado el 2022-08-07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados Amazon, Pixabay y Freepik.


✅ También te podría gustar...

❤️ Puedes compartirlo en tus redes sociales ❤️

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.